Servizi

SIDA y drogodependencia – Introducciòn

Da: Fundaciòn CREFAT Monograf“as 4 editado por José Solé Puig, Cruz Roja Espanola Julio 1997
por Massimo Barra

El primero de los Principios Fundamentales de la Cruz Roja, el del Humanitarismo, sin el cual todos los demàs no tendrìan sentido, la compromete a que se implique en todo campo de actuaciòn que suponga prevenir o aliviar el sufrimiento humano. El sufrimiento causado por abuso de sustancias y enfermedades asociadas forma parte importante de la tragedia humana, con muertes, frustraciòn, aflicciòn e incapacidad para reaccionar, en cualquier rincòn del mundo. Por eso acciones dirigidas a prevenir el abuso de sustancias psicotropas y a auxiliar a quienes dependen de ellas, con el fin de que éstos sean menos infelices o que puedan superar su condiciòn hasta reintegrarse de forma positiva en la sociedad, son tareas perfectamente en lìnea con la filosofìa que siempre ha animado a nuestra organizaciòn: ocupar un lugar pionero ante las autoridades pùblicas a la hora de afrontar nuevas situaciones de emergencia.

Sin embargo no todos comparten esta concepciòn: muchos ignoran que ya en 1922, durante la 1a Conferencia del Lejano Oriente, el Movimiento de la Cruz Roja afrontò el problema de la necesidad de debatir la cuestiòn de la asistencia que podìan prestar sus sociedades nacionales en la lucha contra el opio y otras drogas de abuso, y que no fue hasta finales de los anos 1970 que el Consejo Ejecutivo de la Liga y luego la Conferencia Internacional acordaron recomendar un compromiso directo de la Cruz Roja y Media Luna Roja “tanto en la prevenciòn como en la rehabilitaciòn, elaborando los fundamentos de una estrategia de actuaciòn adaptada a las diferentes condiciones de cada paìs”.

El escaso conocimiento de tales recomendaciones explica sòlo en parte porqué hasta hace pocos anos fueron raramente adoptadas en todo el mundo, y porqué sòlo recientemente un nùmero siempre creciente de sociedades nacionales de Cruz Roja, entre las que estàn en primera lìnea las de la Uniòn Europea, se han comprometido a desarrollar acciones concretas y relevantes dirigidas a las personas y a la sociedad como un todo. En efecto, la Cruz Roja no tiene entre sus objetivos el de modificar a los demàs, no se deja influir por integrismos, no pretende poseer la verdad y no se obliga a redimir, actitudes caracter’sticas de tantas instituciones que en el mundo se ocupan de las drogodependencias, por lo menos hasta el shock provocado por la epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), una realidad que ha cambiado tales actitudes y comportamientos y que paradòjicamente ha hecho competitivo a nuestro Movimiento, lo ha puesto en vanguardia.

Las estrategias de acciòn aquì descritas, resultantes del trabajo de un grupo de expertos europeos sobre drogodependencias y sida, testimonian nuestro compromiso.

,